La presbicia es un problema inevitable pero con solución

Salud

La presbicia, más conocida como vista cansada, es el defecto visual más común entre la población mayor de 40 años. Es un problema degenerativo asociado a la edad que nos impide ver correctamente los objetos cercanos, y realizar actividades cotidianas como leer, ver la pantalla del celular, la carta de un restaurante o enhebrar una aguja sin lentes.

Esto se debe a que, con el paso de los años, el cristalino va perdiendo su elasticidad, y con ello su capacidad para enfocar las imágenes, lo que provoca, inevitablemente, la presbicia o vista cansada, es decir la imposibilidad para ver nítido de cerca. Esta pérdida de elasticidad, no ocurre de “golpe”, sino que empieza a partir de los 40 años, y se va reduciendo progresivamente durante unos 10 años, hasta perderse por completo.

Se estima que en la actualidad, el 65% de la población mundial, lo sufren. Además el progresivo envejecimiento de la población hará que su prevalencia sea aún mayor en los próximos años.

Soluciones para corregir este defecto

Como hemos visto, la presbicia no se puede prevenir por lo que para compensar la pérdida de acomodación del enfoque del cristalino es necesario usar lentes correctoras o bien someterse a una intervención quirúrgica.

Los Lentes para ver de cerca

Existen distintas opciones según las necesidades de cada paciente. Si este no tiene ningún otro problema visual, como miopía y astigmatismo, es suficiente con que use unos lentes especiales para ver de cerca, que en cierta manera actúan como si se tratase de una lupa.

Pero si la persona con presbicia usa también lentes para ver de lejos, porque  sea miope o porque sufra astigmatismo, la cuestión se complica un poco. En ese caso, no le queda más remedio que cambiarse constantemente de anteojos (unos de cerca y otro de lejos) o usar lentes progresivas.

Los lentes progresivos se caracterizan porque la parte superior del cristal corrige la visión de lejos, la inferior para la cercana, y la central tiene una graduación progresiva abarcando todas las distancias.

Datos básicos de la presbicia

La presbicia es un trastorno visual inevitable y es consecuencia del proceso de envejecimiento.

Prácticamente todas las personas mayores de 40 padecen vista cansada. Pero pueden agravar el problema si:

  • Se padece anemia.
  • Si el paciente es diabético.
  • Algunos medicamentos pueden potenciar la enfermedad.
  • Tener un estilo de vida que nos obligue a utilizar continuamente la visión cercana.

Los primeros signos de la vista cansada son:

  • Si se necesita más luz que antes para leer.
  • Si a la persona le cuesta ver nítidamente objetos cercanos. Entonces, comenzará a tender los brazos para ir alejando los objetos de manera que en cueste menos enfocar.

La vista cansada tiene solución. El oftalmólogo es quien puede estudiar cada caso y eligir el tratamiento más adecuado.

Créditos: Dra. Rosa Rodriguez-Conde. Clínica Baviera. Pamplona.

Mantente informado
de la última tecnología en cristales

Te puede interesar

Ir al blog